Alimentación ayurveda

ALIMENTACIÓN AYURVEDA

alimento es todo lo que ingresa por los sentidos

FLC_5433

 

Para el ayurveda la alimentación , el estilo de vida y la terapia con hierbas son los pilares principales del tratamiento para devolver la salud o para mantenerla. 

En occidente, el concepto de alimentación alude más al acto de comer y nutrir nuestro cuerpo, pensando en el proceso de nutrición de una forma más mecanicista, como el acto de incorporar componentes que me ayuden a reemplazar las pérdidas diarias de nutrientes.

Para el ayurveda ahara es el nombre que refiere a la alimentación. No somos lo que comemos sino lo que podemos digerir y absorber,  por lo tanto, además de tener en cuenta lo que comemos tenemos que considerar cómo está nuestra digestión. 

Es muy importante la alimentación en todo sentido para el ayurveda, a tal punto que la mayoría de las enfermedades están relacionadas con ella (en conjunto con la mente). En este sentido también el concepto de alimentación es más amplio y, no solo refiere al acto de comer sino también a todo lo que ingresa por los sentidos, por el olfato, por lo que vemos, lo que nos ponemos en la piel. Todo repercute en nuestro biotipo, tanto los sabores como los olores tienen su impacto digestivo y mental. La incidencia no es lineal, sino circular, por ello la palabra mágica del ayurveda es -en cuanto si un alimento es bueno o no- un contundente “depende”. 

Depende de tu constitución, de tu estado de ánimo, del contexto, etc. 

La buena alimentación no es completa meramente con una buena dieta sino también acompañada con una mente sana. 

Cuando algo pesado, ya sea material o sutil, comida, pensamientos o emociones por ejemplo, no se pueden digerir, genera ama (toxinas) que se distribuye por todo el organismo generando  enfermedades. 

No es posible tener una mente clara y liviana con una alimentación pesada o indigerible y, viceversa. No se puede tener un buen poder digestivo con pensamientos tóxicos o emociones sin procesar.

“Los alimentos que usted come, pueden ser la forma más segura y más potente de medicarse, o la forma más lenta de envenenarse.” Ann Wigmore

Cuando comenzamos a transitar una alimentación más natural, al disminuir el consumo de productos industriales, baja la ingesta de aditivos químicos como colorantes, resaltadores del sabor o conservantes. En este proceso, comenzamos a depurar nuestro cuerpo en su totalidad. 

Esta limpieza se refleja sobre la superficie de la lengua y, en consecuencia, las papilas gustativas afloran para darnos sabores más puros y menos artificiales. 

Cultivar hábitos saludables puede llevar más tiempo para unos y menos para otros. Lo que necesitamos para poder mantenerlos en el tiempo y que el cambio sea una elección en vez de una obligación, es comprender cómo repercuten los alimentos tanto en nuestro cuerpo como en nuestra mente y nuestras emociones.

A continuación dejo un punteo de acciones para facilitar el tránsito a un estilo de vida más natural y consciente:

Elegir alimentos adecuados a tu biotipo, te van a nutrir y mantener en equilibrio.

Elegir vegetales de estación.

Hacer preparaciones de acuerdo a la estación del año (Ejemplo: en verano ensaladas más frescas y, en invierno cazuelas de vegetales cocidos)

Incorporar alimentos de la mejor calidad que puedas conseguir.

No comer si no tienes hambre (excepto en patologías como anorexia)

Comer en un espacio calmo y sentado. Enfocarse en el acto de comer.

Masticar bien cada bocado para que la saliva y enzimas digestivas puedan hacer mejor su trabajo.

Comer lentamente.

No comer más en una comida de lo que entra en las manos como cuenco. Comer de más expande tu estómago por lo que necesitarás cada vez más comida. También genera toxinas en el tracto digestivo.

Durante las comidas no tomes bebidas con hielo o jugos de fruta ya que el sabor dulce interfiere en la digestión y bajo tu fuego digestivo.

Puede ayudar si estás acostumbrado a tomar líquido en las comidas, consumir sorbos de agua tibia o una tisana digestiva con hierbas adecuadas para tu dosha.

La miel nunca debería ser calentada. Si se cocina cambia su composición  y su impacto es diferente a cuando la consumimos en su estado crudo. En temperaturas mayores a 60 grados, actúa obstruyendo los srotas (canales del cuerpo por donde circulan los nutrientes)

Evitar comida acidificante ya que daña a todo el sistema. El cuerpo por naturaleza tiende a un ph alcalino.

Una alimentación basada en vegetales favorece la digestión.

Incluir frutas de estación en tu alimentación diaria. Nunca como postre ya que entorpece y enlentece la digestión.

Es muy importante mantenerse hidratado pero no consumir bebidas frías hasta media hora antes de las comidas principales y hasta 1 hora después. Se puede acompañar las comidas con agua tibia o infusiones.

Hacer la última comida del día lo más temprano posible.

Comer despacio y masticar correctamente la comida.

Comer en un ambiente cálido y relajante.

No comer mientras miramos tv, trabajamos o discutimos. Disfrutar de la comida y dedicarle el 100% de atención mientras comemos.

No comer cuando hay constipación.

No comer sin hambre.

No comer emocionalmente.

No comer comidas incompatibles entre sí.

 

Deja un comentario